EmbarazoNovedadesSexualidad

Sexo y embarazo

Posted at 25 julio, 2014 | By : | Categories : Embarazo,Novedades,Sexualidad | 0 Comment

sexo-en-el-embarazoLa sexualidad como expresión de comunicación y afectividad es única, exclusiva de cada pareja. Es importante preservarla porque favorece y fortalece este vínculo. Durante el embarazo, es el momento ideal para experimentar la interacción en la pareja, la comunicación y el vínculo afectivo. La sexualidad nos permite todo ello, si somos sinceros con los que nos pasa, sentimos y necesitamos.

Existirá entonces un proceso de adaptación, aceptación y las variaciones del disfrute sexual irán sucediendo en la medida de las posibilidades y deseos.

Los cambios hormonales y fisiológicos que atraviesa la mujer embarazada, favorecen a que la gestación sea una época donde el deseo y la respuesta sexual están a flor de piel. Sin embargo, la actividad sexual dependerá del periodo en que se encuentre el embarazo y del deseo de la pareja, sobre todo el de la mujer.

Durante el primer trimestre pueden aparecer náuseas y malestares, los cuales disminuyen el deseo sexual. En el segundo trimestre, el deseo puede aumentar ya que ambos están familiarizados con este nuevo estado, el ánimo mejora, además, el cuerpo todavía no aumento en gran volumen y los malestares desaparecieron. En el tercero, puede producirse una reducción de la actividad sexual, debido al aumento progresivo del vientre.

Está comprobado que él bebe a partir del cuarto mes de gestación, percibe emociones y sensaciones del mundo externo que lo rodea y está conectado con las vivencias de su mamá. Las sensaciones placenteras que disfruta la mujer son igual de placenteras para él bebe. Después del orgasmo ambos quedan en un estado de relajación y satisfacción. Es importante saber que en esta respuesta fisiológica hay una mayor irrigación sanguínea que conecta al bebe con un bienestar inmenso. La mujer libera ansiedades, miedos, se siente atractiva deseada, mirada y todo esto favorece a su buen humor.

Si bien el coito durante el embarazo no provoca ningún tipo de alteración, debemos recordar que no es la única manera de lograr intimidad, ni la única manera de sentir placer juntos. Caricias, miradas, juegos de seducción pueden ser muy agradables a la hora de satisfacer el deseo. Cada pareja puede encontrar la mejor manera de disfrutar esta experiencia.


Leave a Comment